COMIC SCENE: Las Lecturas de Fancueva
V. Kingdom Come

‘Constantine. Ilusiones distorsionadas’, este no es el Hellblazer de tus padres

Hace unos días os dejábamos nuestras impresiones sobre ‘Yo no soy Starfire‘, novela gráfica de DC orientada a jóvenes adultos y publicada en castellano por el sello Kodomo de ECC y un muy buen ejemplo de cómo aproximarse a esas nuevas generaciones de lectores que no quieren saber nada de continuidad —en realidad las viejas tampoco estamos ya muy por la labor de aguantar continuidades, pero de eso ya seguiremos hablando en otra ocasión—, y hete aquí que hoy volvemos a insistir en la misma línea editorial de la casa de Superman y Batman con una reinvención de John Constantine que, aunque radical, no nos ha convencido tanto como la naturalidad y frescura que destilaba el título escrito por Mariko Tamaki. A ver, es incuestionable que Kami García se esfuerza, y mucho, porque lo que aquí encontremos los lectores veteranos que, curiosos, nos acerquemos al volumen, no se parezca más que en el nombre al Hellblazer «de toda la vida». Y a fe mía que lo consigue pero, al hacerlo, desprovee de toda su esencia al personaje para convertirlo en un jovenzuelo enamorado, obstinado hasta rozar lo insufrible, muy irresponsable y obsesionado con el mundo de la música. De hecho, aunque alguna de esas cualidades —las dos centrales sobre todo— se pudieran ajustar al John Constantine que llevamos conociendo desde hace cuatro décadas, el lore que lo rodea no tiene absolutamente nada que ver con los rincones de sordidez que el inglés está acostumbrado a frecuentar.

Y es que, sabedora de que Harry Potter sigue teniendo muchísimo tirón entre los lectores más jóvenes y, aún más, que es probable que muchos de los que aquí accedan, pasaran por caja pocos años antes con la saga de J.K.Rowling, lo que García propone es un mundo en el que la magia es más o menos conocida, en el que hay castas inferiores y superiores en su manejo —Constantine pertenecería, como se dice de él en un momento dado, a la realeza— y en el que resalta la figura de nuestro protagonista, un chaval que no quiere saber nada de la herencia mágica de su familia pero que, al mismo tiempo, no puede negar la mayor e ignorar aquello para lo que ha nacido. Añadamos a la rebeldía propia de la juventud un par de amigos, una maga poderosa, una joven de la que caerá completamente rendido y algún hechizo suelto aquí y allá y tendremos el cóctel poco sabroso que dibuja la guionista. Uno que parece tener miedo de resultar demasiado atrevido en algunas de sus notas y que, al hacerlo, tira por los senderos menos originales de cuántos se le van abriendo. Unido a ello, el dibujo de Isaac Goodheart carece de la personalidad suficiente como para hacer atractivo…o más atractivo, que suponemos que a alguien le gustarán las formas gráficas del estadounidense…el resultado final, quedándose este ‘Constantine. Ilusiones distorsionadas‘ en un quiero y no puedo que, con toda honestidad, no nos vemos con ánimo de recomendar.

Constantine. Ilusiones distorsionadas

  • Autores: Kami Garcia e Isaac Goodheart
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Rústica con solapas
  • Páginas: 176 páginas
  • Precio: 18 euros

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar