COMIC SCENE: Las Lecturas de Fancueva
V. Kingdom Come

‘Los malditos’, el Génesis según Aaron

En el comienzo existió la ira de Dios. Sé que es una manera parcial y efectista de exponerlo pero pocos episodios han quedado grabados con más fuerza en el inconsciente colectivo, independientemente del credo que se profese, como la destrucción de Sodoma y Gomorra, las siete plagas de Egipto o el sacrificio de Isaac; instantes que han inspirado increíbles obras pictóricas y espectaculares películas, y en eso ha tenido más peso la fuerza de la historia que el sentimiento religioso. ‘Los malditos’ nace de esta arcilla para contarnos una oscura historia llena de odio y de sangre, en la que sus protagonistas no apartan temerosamente la vista del luminoso rostro de Dios, sino que le miran directamente a los ojos y le interrogan sobre sus decisiones.

Sus dos volúmenes publicados hasta el momento presentan dos tramas que pueden leerse de manera independiente, pero que comparten un mismo espíritu y cuya conexión no conoceremos hasta la penúltima viñeta.

El primero, ‘Antes del diluvio’, nos presenta la tierra 1655 años tras la caída del Edén. Una tierra baldía en la que impera la ley del más fuerte cuya superficie todavía recorre Caín, el primer homicida. Un hombre que casi como si de un Lobezno bíblico se tratase es incapaz de morir y cuyo cuerpo, carente de cicatrices, le hacen una presencia extraña entre toda una raza de hombres asesina y caníbal cuyo único salvador potencial, Noé, es la completa antítesis del devoto y temeroso patriarca al que estamos acostumbrados. El encuentro entre ambos será tan brutal como de inesperado desenlace.

Frente a este el segundo tomo, ‘Las doncellas vírgenes’, nos traslada de este oscuro universo a otro que en inicio parece más luminoso. De referencias bíblicas más veladas, este volumen presenta un Edén artificial que habita un salvaje matriarcado cuyo único objetivo es proporcionar jóvenes y devotas muchachas a una críptica raza de ángeles que las arrebata tras su primera menstruación. Y así ha sido hasta que una pareja de amigas, Yael y Sharri, tras una vida de control y trabajo forzado, deciden que ha llegado el momento de obtener respuestas.

Dos odiseas brutales, inclementes, que corren paralelas presentando un universo masculino y otro femenino en los que la esperanza es un espejismo. Dos mundos en los que no mueren sólo los inocentes sino que la inocencia misma es brutalmente asesinada. De la mano de Jason Aaron, guionista de algunas de las cabeceras más importantes de Marvel (Thor, Hulk…) y Star Wars, y el dibujante R. M. Guéra, que ha trabajado en Francia y EE.UU, los dos nombres tras ‘Scalped‘, ‘Los malditos’ es pura épica, una violenta saga de aroma legendario protagonizada por unos antihéroes que se sienten completamente traicionados por Dios pero que están dispuestos a superar sus maldiciones a golpe de valentía e ingenio.

Por incongruente que pueda parecer el término, estamos ante un puro Génesis apocalíptico, un universo políticamente incorrecto en que los seres humanos viven ajenos a la gracia de Dios y los divinos están lejos de los angelicales seres que guardan las almas de los mortales. Autentico ejercicio de libertad creativa, ‘Los malditos’ es un parásito que se agarra a nuestro cerebro y araña hasta alcanzar su núcleo. Una experiencia de dura pero exquisita estética que consigue hipnotizar y de la que deseamos leer su prometida continuación lo antes posible. Aunque visto lo visto, rezar para que esto suceda pronto no sea probablemente lo más adecuado.

Los malditos

  • Autores: Jason Aaron y R.M Guerá
  • Editorial: Planeta Cómic
  • Encuadernación: 2 vols. Cartoné
  • Páginas: 160/152 páginas
  • Precio: 16,95 euros c/u
Oferta

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar