2013-2023. 10 AÑOS FANCUEVANDO
I. Daredevil: Born Again

‘Boris. El niño patata’, surrealista tubérculo

Siempre hay, al cabo de los 365 días que conforman cada año, unos cuantos títulos que abrazan sin remisión la vertiente más experimental y surrealista del noveno arte, es que no se contenta con narrar una historia estándar de formas más o menos convencionales sino que, o bien lo que quiere narrar es de una naturaleza tan extraña como atrayente y se utilizan herramientas más o menos convencionales, o bien la manera en la que narra algo más o menos convencional es completamente opuesto a este calificativo. También están, por supuesto, aquellos títulos que narran una historia que se escapa rauda de cualquier estándar y que, además, utiliza para ello recursos y herramientas visuales que hacen del epíteto extraño algo común y cotidiano. Y la pregunta clara es ¿en qué grupo encajaríamos a este ‘Boris. El niño patata‘ que nos traen desde La Cúpula? La respuesta, perfectamente asentado en el primer grupo, el de historias extrañas de narices que se nos presentan mediante recursos que no cabría calificar del mismo modo.

Tratar de resumir el argumento que Anne Simon cuaja para ‘Boris’ es arriesgado por cuanto el mismo, aunque progresa sobre una línea clara, es tan extraño que uno no sabría hasta dónde compartir para que pudierais decidir si es este volumen uno que os interesa o no. Dejémoslo pues en que Boris, que tiene una cabeza en forma de tubérculo de bastante entidad con respecto a su menudo cuerpo, compensa dicha desproporción con un ego de tintes megalómanos que lo llevarán a querer conquistar su reino a través de un plan maquiavélico que pasa por la ingesta de patatas fritas y mucha cerveza. En ello le ayudarán una abnegada madre, antigua libertadora del citado reino, y una guerrera sedienta de venganza conformando un trío de curiosos personajes principales que es preciso escaparate de los más que curiosos secundarios que trufan la acción.

Una acción que nunca se mueve por terrenos comunes y en la que Anne Simon carga las tintas con un mensaje nada soterrado acerca de nuestra sociedad —con particular inquina aquí sobre el consumismo irrefrenable de los países desarrollados— usando para ello la figura de un déspota mimado y consentido al que no sería complicado buscarle equivalentes en el mundo real. «Adornado» todo ello por un dibujo de marcado talante feista que, no obstante, sienta como anillo al dedo a la narración, ‘Boris. El niño patata’ es epítome del tipo de tebeo que escapa a taxonomías y clasificaciones y que se establece acaso como la más rara avis de cuantas nos han llegado en la oferta de este 2022.

Boris. El niño patata

  • Autores: Anne Simon
  • Editorial: La Cúpula
  • Encuadernación: Rústica con solapas
  • Páginas: 172 páginas
  • Precio: 19 euros
Oferta
Boris, el niño patata
  • Anne Simon (Author)

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar