COMIC SCENE: Las Lecturas de Fancueva
V. Kingdom Come

‘The Hellbound’, el (sublime) infierno que viene de Corea

Ahora que la página navega viento en popa a toda vela en los mares del lejano oriente gracias al necesario soplo que nuestra compañera Elena ha supuesto en unas velas que hasta ahora se habían mostrado escuetas y parcas en lo que era acercaros a vosotros, querido público, los entresijos de lo que se iba cociendo en el mercado español del manga; siento que la aportación que voy a hacer hoy a este respecto, aunque no sea tebeo nipón sino coreano —ya sabéis, manwha—, y lo mucho que me ha dejado patidifuso, sea puesta en tela de juicio, y con razón, por carecer del suficiente marco comparativo para poder afirmar, con asertividad categórica, que lo que Yeon Sang-ho y Choi Kyu-sok ponen aquí en juego es, si no lo mejor que ha visto la luz este 2022 venido de la cultura oriental, poco le falta. Insisto, es una afirmación algo baladí considerando que, más allá de estas páginas, sólo he leído algún título muy puntual, con un alto porcentaje de entre los mismos siendo reediciones —y esa maravilla que me está pareciendo ‘Neon Genesis Evangelion’a la cabeza— y el resto el número o número de turno de las ¿dos colecciones? que llevo siguiendo cierto tiempo —por si os pica la curiosidad, una era ‘Spriggan‘ y la otra es ‘Atelier of Witch Hat‘, que es una puñetera delicia…por si aún no la habéis catado. Pero me estoy yendo por las ramas. ‘The Hellbound‘. MAGNÍFICA. SOBERBIA. INTRIGANTE.

Esos son tres de los muchos epítetos que, así sin pensar se me ocurren sobre lo que han plasmado en tan sólo dos volúmenes los artistas coreanos. Un hecho este, el que sólo sean dos volúmenes, que habla, a mí parecer, del ejemplar control que ejercen sobre la historia de principio a fin, invirtiendo los esfuerzos justos y necesarios en presentar a los personajes que necesitan para hacer avanzar una trama que parece medida al milímetro y que, por supuesto, nunca se nos antoja innecesariamente alargada como suele pasar, de cuando en cuando, con esos mangas «río» que se sabe cuando empiezan pero no cuando acaban: en su contención, ‘The Hellbound’ encuentra una, que no la única, de sus mejores bazas. Una cualidad que se une, en opinión de este redactor, a otras dos para conjurar la terna de lo que funciona a más alto nivel en esta espectacular lectura.

La primera es, por si sois de los que habéis echado un vistazo rápido a alguno de los dos volúmenes y os ha dejado sorprendidos lo que habéis visto, sin lugar a dudas, el dibujo de Choi Kyu-sok: de una claridad expositiva impresionante y una limpieza de formas aún más increíble, el estilo de «línea clara» del coreano va como anillo al dedo a cualquiera de las dos vertientes de la historia, aquella, mayoritaria, que se centra en las conversaciones entre personajes y que, desde las viñetas, se planifica de la misma manera que la mejor secuencia de diálogos con la que os hayáis cruzado nunca en la pequeña o gran pantalla o, la minoritaria, la que corresponde a los ataques de esos seres misteriosos que vienen a expiar los pecados de la humanidad de la manera mas brutal, descarnada y sanguinolenta posible. Ambas facetas de un mismo todo quedan perfectamente caracterizadas, como también lo hacen todos y cada uno de los personajes, por un dibujo que se nota trabajado con mimo y paciencia y que, enmarcado en la impoluta edición de Panini, hace de la lectura una auténtica gozada.

Segunda de las tres mejores cualidades que atesora ‘The Hellbound’ es ese navegar a contracorriente que la historia de Yeon Sang-ho hace para no caer en los típicos tropos del género de horror, ya sea el horror en imágenes en movimiento o el que tantas veces os hemos traído a estas líneas de manos de nombres como Junji Ito o Shintaro Kago. En firme contraposición a lo explícito de éstos, Sang-ho construye la tensión y la desazón en el lector desde la insinuación, desde alejar el foco de la atención de los acontecimientos más truculentos y centrarla en la construcción de personajes, de los infortunados a los que les visita el ángel de la muerte que anuncia, un poco a modo de ‘Ringu’, los días que faltan para que mueran a manos de los tres «demonios» que, con brutalidad, los ejecutaran. Es esa voluntad, mantenida con pulso férreo a lo largo de toda la narración, la que nos gana desde la primera página y la que provoca una intensa empatía con algunos de los protagonistas de tan coral historia. Una historia que mueve a diversas reflexiones sobre el mundo que nos rodea. Una historia que no os dejará indiferentes. Una historia, en definitiva, que os recomendamos sin reservas y que, insistimos, forma parte de lo mejor que hemos leído en este año que va tocando a su fin.

The Hellbound

  • Autores: Yeon Sang-ho, Choi Kyu-sok
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: 2 vols. Rústica con sobrecubierta
  • Páginas: 312 páginas c/u
  • Precio: 16,95 euros c/u
Oferta
Hellbound n.1 (THE HELLBOUND)
  • Sang-ho, Yeon (Author)

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar