COMIC SCENE: Las Lecturas de Fancueva
V. Kingdom Come

‘El rey de los espías’, ¡ya quisiera Ian Fleming!

Os proponemos, para empezar, un pequeño ejercicio de imaginación. Pensad, por un momento, que tenéis ante vosotros dos cajas del mismo tamaño, una a vuestra izquierda, una a vuestra derecha. Ahora, concentraos durante un instante en todas las películas de James Bond que hayáis visto en algún momento de vuestra vida. En todas, no os dejéis ninguna fuera —ninguna, ni siquiera las de Roger Moore—. Bien, ahora extraed todo lo que siempre os ha molado más del agente 007 y ponedlo en la caja de la izquierda. Sus gadgets, el estilazo de Sean Connery y su exquisito acento al hablar, la potencia animal de Daniel Craig y lo jodidamente buena que era ‘Casino Royale‘…todo. ¿Lo tenéis? Bien, ahora fijad vuestra atención en la caja de la derecha y traed a vuestra memoria aquello que hayáis visto alguna vez en alguna cinta de espías —qué os digo yo, las de Jason Bourne o, por supuesto, las de Misión Imposible, por poner dos brillantes ejemplos— y que pensarais en su momento «uhm, cómo molaría ver esto en una peli de Bond». Metedlo todo en la caja, apretando lo que haga falta, que seguro que os surgen muchísimas ideas que deberían tener cabida en el universo Bond. ¿Listo?. Pues ahora coged las dos cajas y, cuales Akira Toriyama, haced una fusión de ambas. Venga. A la de una. A la de dos. ¡¡¡A la de tres!!!. ¡¡¡FUSIÓN!! ¡¡Hala, ya tenéis ‘El rey de los espías’!! 😛

No es ninguna exageración. Es que ese es exactamente el ejercicio que nos parece que hizo Mark Millar para poder dar con el guión de esta gozada de principio a fin que es el título que, hace poco, nos traía Panini para que a aquellos a los que seguimos al escocés al pie de la letra, no nos falte «ni un perejil» en su biblioteca: de entre todas las ideas que Millar «arrechucha» aquí para destilar el delicioso néctar que son estas 136 páginas, hay una en particular que es la que, quizás, más nos haya molado —sí, molado, no se puede hablar de ‘El rey de los espías’ sin que ese sea el epíteto por excelencia a usar cada dos por tres—, el hecho de que el protagonista, el inmenso Sir Roland King —¡¡pero si hasta su nombre mola, mecacho!!—, sea un vejestorio retirado al que le quedan seis meses de vida. Añadiendo a tan genial premisa de partida el que, hastiado de lo que ha tenido que tragar durante su vida en activo, se disponga a eliminar del mapa a todos los que realmente tenía que haber liquidado, esos que dirigen el cotarro desde la sombra; algún drama familiar sin resolver y dosis de acción a raudales marca de la casa, se podría decir que este volumen es, como poco, la quintaesencia de lo que Mark Millar es capaz de conseguir cuando se encuentra inspirado.

De tono irreverente de principio a fin —un fin al que el apelativo «de traca» se le queda corto a la legua—, con diálogos molones, personajes molones, situaciones molonas y un protagonista que es el colmo de la «molonería», ‘El rey de los espías’ cuenta también con eso que siempre, siempre, ha caracterizado a los cómics de Millar cuando son de los que uno no se debe perder por nada del mundo: un dibujo MOLÓN que te pasas. Y es que Matteo Scalera, al que no terminé de pillarle el punto en la genial ‘Ciencia Oscura‘ —y mira que me gustó la serie de Remender, ¿eh?—, ha sufrido una evolución tras la finalización de la misma que encuentra aquí o en la miniserie centrada en la Harley Quinn del microcosmos batmaníaco de Sean Murphy, maravillosos exponentes de lo asombroso de su viraje hacia más: el italiano se sigue haciendo fuerte en la caracterización de personajes y escenarios, pero es en su narrativa donde observamos un salto considerable, ganando en claridad y fluidez en un conjunto que nunca cesa en sus denodados esfuerzos por epatarnos. ¡¡Y a fe nuestra que lo consigue!! Tanto, que a eso de que es la quintaesencia de Millar se podría añadir que es uno de sus tres mejores títulos. Y, claro, ante tal sentencia, ¿qué nos queda por deciros que no sea «compradlo YA»? Pues eso.

El rey de los espías

  • Autores: Mark Millar y Matteo Scalera
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 136 páginas
  • Precio: 22 euros
Oferta

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar