COMIC SCENE: Las Lecturas de Fancueva
V. Kingdom Come

‘Batman: Reptil’, ¿qué te ha pasado, Ennis?

Como ya sabréis si sois lectores asiduos de esta página, servidor invierte muchas horas de lectura al año en dar cuenta de multitud de comic-books en formato digital en un intento, cada vez más vano por lo ingente de aquello que nos llega desde el otro lado del Atlántico, de estar al día de lo que se cuece en tierras yanquis. Y, claro, cuando uno abre el Panels en su iPad y se tiene que enfrentar mes a mes a, yo qué sé, 60 o 70 «graiPads» —término que acuñamos mi compañero Mario y servidor para referirnos a las grapas virtuales—, termina por desarrollar cierto sexto sentido que le avisa, casi siempre de forma bastante precisa, de cuando una colección no va a valer la pena de manera muy temprana…a veces tan temprana como unas pocas páginas del primer número…y, sí, lo sé, se me podría tachar, y con razón, de emitir juicios muy velados o incluso de prejuicioso…os admito ambos.

No fueron pocas, sino un número entero —el de apertura, obviamente— lo que necesité en su momento, cuando ‘Batman: Reptil’ apareció en Estados Unidos, para darme cuenta que lo que Garth Ennis y Liam Sharp planteaban en esta muy particular y anodina historia de Batman no resonaba con ninguno de los muchos rincones de mis filias para con las viñetas. Y, sin más, porque el tiempo es oro, abandoné la lectura del resto de la miniserie sin importarme lo más mínimo allí donde me quisieran llevar el guionista irlandés y el dibujante británico. Pero como siempre le queda a uno el gusanillo de la duda y, a ver, Ennis es mucho Ennis, resolví darle una oportunidad, esta vez a la historia completa, aprovechando la ocasión que servía en bandeja ECC Ediciones con este volumen que hoy os traemos. Y, sí, me lo tendría que haber ahorrado porque, en serio, ¿de qué diantres va este tebeo y en qué narices estaba pensando Ennis para firmar semejante nadería?.

Resumido en tan breves palabras como «Batman persigue a un bicho asesino, le da captura y se acabó», no sé si ‘Batman: Reptil’ es peor por lo poco en serio que se toma el guionista el larguísimo artefacto que construye alrededor de tan sucinta premisa —aunque cabría pensar, claro está, que todo es una gran broma y que no sabemos pillar el sentido del humor del artífice de ‘Predicador‘— o por lo poco que puede vislumbrarse de las oscuras páginas que Liam Sharp dibuja para la ocasión, unas planchas cargadas de sombras que dejan ver la peor cara del artista y que, confusas como ellas solas, pueden llevarnos de la mano a cierta desesperación cuando, ni bajo la potente luz de la más potente lámpara de nuestro hogar somos capaces de discernir lo que puñetas sea esté pasando en las viñetas. Y, claro, si ni pillamos el chiste —cosa rara porque si algo hemos sido capaces de pillarle siempre a Ennis eso es, precisamente, su sentido del humor—, ni entendemos cómo está contado…blanco y en botella ¿no?.

Batman: Reptil

  • Autores: Garth Ennis y Liam Sharp
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 160 páginas
  • Precio: 19,95 euros

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar