COMIC SCENE: Las Lecturas de Fancueva
V. Kingdom Come

‘Kim Trauma’, un gran poder conlleva una gran vulnerabilidad

Lejos quedaron esos tiempos en los que un adolescente, si quería unirse a esto del universo superheroico, solo debía enfundarse unos leotardos y correr en pos del sol que más calentara, ergo pegarse a un héroe afín y disfrutar del status de sidekick. Eso al menos hasta que un chiflado tipo Joker se cruzara en su camino. O bien, de ir por libre, intentar compaginar la lucha por el amor y la justicia con los estudios oficiales, a riesgo de que algún familiar anciano descubriera todo el pastel, algo que exigía una bofetada de madurez. Fuera del gremio mutante y el régimen estudiantil del profesor Charles Xavier, siempre en la clandestinidad, algo como una escuela era sólo una utopía. Pero los tiempos cambian, y en más de un dimensión, no sólo en los cómics sino también en la televisiva (ahí está para muestra la reciente ‘Gen V‘), academias y universidades para jóvenes empiezan a florecer. En este campo nació ‘Freak’s Squeele‘ y su universidad para personas dotadas de poderes, pero tras más de media docena de números, a los que añadir los otros tantos de ‘Funeral‘ llega su spin-off, ‘Kim Trauma‘, que nos presenta a un grupo tan necesario como generalmente ignorado: los encargados de la salud de unos seres que creemos indestructibles.

Valga por delante, como bien informan en la contraportada, que no es necesario haber disfrutado de su serie hermana para enfrentarse a este volumen, aunque en sus páginas vamos encontrar algún viejo conocido como Val, la exuberante pero algo atolondrada Magical Girl que a pesar de su impresionante fuerza ha encontrado su vocación en el sector sanitario. Pero Val no está sola en el Trauma center, sino que dos descompensados hermanos siameses (digamos que uno es más pequeño que otro, pero lo suple con sus altas dosis de mala baba) y una tatuadora terapéutica capaz de crear unas obras cuyo efecto más allá de su belleza, y para cuya labor la ingesta de comida es esencial, obrando curiosos efectos en su anatomía, están también al pie del cañón.

Sus aventuras, o mejor dicho sus consultas, van a dar pie a situaciones surrealistas. Aunque este cómic pone en la picota los problemas e inseguridades fruto de la adolescencia, que unidas a los poderes de los personajes daría para un cocktail explosivo, aquí da pie sobre todo para el humor. Así en las historietas que componen el volumen (a las que se suma un breve relato) nos presentan desde a una joven que sufre la angustia de no poder convertirse en superguerrera a propia voluntad (sin faltar por supuesto los guiños visuales a Toriyama, Arale incluida y con un dibujo bastante fiel al del mangaka) a otra que traumatizada por su aspecto, ya que es literalmente un esqueleto (y no, está no es una metáfora sobre su peso) cree encontrar la solución a sus problema en una suerte de recubrimiento total. Dos historias que dejan buenos momentos aunque en más de un momento dejan la sensación de un chiste alargado como en el caso de la segunda que parece más una excusa para hacer una inquietante chanza a costa de ‘Frozen‘.

Pero si bien las tramas gozan de una original premisa, aunque acabe fallando el ritmo, el punto fuerte de este álbum es el dibujo, fluido y detallista, del que son buena muestra las imágenes a lo pin-up de las guardas del volumen. Con un tono sexy que no vacila en concesiones a la galería (digamos que los primeros planos de cierta parte de la anatomía de una de las protagonistas no resultan exactamente imprescindibles en la trama) y cierta espectacularidad en las escenas de acción esta es una obra que se recrea con tino en cada viñeta.

‘Kim Trauma’ se defiende como una comedia de acción que aún rozando la profundidad se torna ligera, dejándonos un rato entretenido aunque menos redondo que su apartado visual. Para amantes de los superhéroes en todas sus dimensiones incluida su propia vulnerabilidad, partiendo de un concepto que puede dar mucho juego…crucemos los dedos por una segunda parte que de alas a sus virtudes.

Kim Trauma

  • Autores: Florent Maudoux y Rebeca Morse
  • Editorial: Nuevo Nueve
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 128 páginas
  • Precio: 22 euros
Oferta
Kim Trauma: Carne de Silicona (COMIC)
  • Maudoux, Florent (Author)

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar