COMIC SCENE: Las Lecturas de Fancueva
V. Kingdom Come

‘Hombre Hormiga: Siempre Hombre Hormiga’, hormiganiversario

Quantumania‘ no ha sido lo que se esperaba de ella. No lo ha sido para unos fans del Universo Marvel —entre los que, claro está, me incluyo— que llevamos observando el progresivo deterioro de las propuestas de las películas y las series para Disney+ desde que el UCM tocara techo con ‘Avengers: Endgame‘ en 2019. Pero no lo ha sido, sobre todo, para una compañía que ha apostado por ella como arranque de una Fase 5 que, hoy por hoy, no inspira mucha confianza. Sí, cuando estas líneas se publiquen, tendremos a pocos días vista ‘Guardianes de la Galaxia 3‘ y, a poco que James Gunn haya estado igual de inspirado que en las dos entregas anteriores de las aventuras de Starlord y compañía, será un éxito indiscutible, pero lo que el Hombre Hormiga y la Avispa nos han ofrecido en su tercera instancia, salvo por el enorme Kang que encarna Jonathan Majors, se mueve entre el «meh» y el «MEH». Que eso tenga poca o mucha incidencia en el mundo de la viñeta es algo de compleja medición, pero no deja de ser curioso que, a grandes rasgos, todo lo relativo a Marvel —ya sea cine, televisión o tebeos— esté pasando por un momento delicado caracterizado, así a grandes rasgos, por una única máxima: la falta de rumbo de un conjunto que otrora se apercibió, tanto en uno como en otro medio, como algo cohesivo y, a día de hoy, parecer perder estructura mes a mes.

Proyectos como este ‘Hombre Hormiga: Siempre Hombre Hormiga‘ no es que ayuden mucho a alejar al lector/espectador de dicha percepción por cuanto, aunque entretenido, queda caracterizado por un categórico semblante de «tan pronto lo lees, tan pronto lo olvidas», ese mismo que parece ser la cualidad generalizada (casi) todo lo que sale de La Casa de las Ideas de un tiempo a esta parte —y si me preguntáis que entra en ese casi, os diría sin duda que el ‘Daredevil‘ de Zdarsky, quizás los ‘X-Men‘ de Duggan…y poco más— y que, a título personal, tanto ha hecho en decantar mi decisión de abandonar todo aquello que huela a continuidad…tanto en Marvel como en DC, ¿eh?. ¿Que qué cabe encontrar en esta miniserie? Pues una suerte de celebración del vengador más pequeño —o más grande, como quiera verse— en la que, con viajes en el tiempo de por medio—, Al Ewing une los destinos de todas las encarnaciones del mismo, desde los célebres Hank Pym o Scott Lang al menos conocido Eric O’Grady o a un personaje de nuevo acuño que sirve al guionista para hilvanar un relato que cuenta con Ultron como villano. ¿El resultado? Pues, como decimos, un tebeo entretenido, que usa un recurso bastante ingenioso para, en cierto modo, romper la cuarta pared y que cuenta con un dibujo resultón y bastante cercano a los postulados de Chris Samnee firmado por Tom Reilly. Más allá de eso, nada. ‘Nuff said!!!!

Hombre Hormiga: Siempre Hombre Hormiga

  • Autores: Al Ewing y Tom Reilly
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 120 páginas
  • Precio: 15,50 euros

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar