COMIC SCENE: Las Lecturas de Fancueva
V. Kingdom Come

‘Capucha Roja y los forajidos. Redención’, el regreso del temido Scott Lobdell

Capucha roja y los forajidos portada

Ah, los noventa. ¿Cómo olvidar los cómics de aquella década? No, en serio ¿cómo podríamos olvidarlos? ¿Qué habría que hacer para borrar de nuestra memoria las interminables sagas mutantes, las eras de Apocalipsis, las primeras series de Image, los Heroes Reborn…? ¿Qué? No todo fue infumable durante aquellos años, obviamente, pero lo que uno guarda en su recuerdo sería poco grato sino fuera porque aquellos años fueron los que consolidaron mi afición y expandieron mi colección hasta empezar a tomar la forma que tiene hoy, aunque, todo hay que decirlo, de aquellos tiempos no quede ni una puñetera grapa en mis estanterías.

Asociado de forma indeleble a un momento editorial en el que todo valía para vender cuantos más cómics mejor(y aquí supongo que todo el mundo recordará las políticas de las cientounamil portadas diferentes para un mismo cómic) está Scott Lobdell, guionista responsable de muchos de los acontecimientos gordos que acaecieron en Marvel por aquél entonces y uno de esos nombres que uno creía que no iba a volver a ver en la portada de un cómic hasta que el primer número de ‘Capucha Roja y los forajidos‘ vio la luz en septiembre de 2011.

[seguir leyendo]

Madame Mirage: a veces dos tetas no tiran más que dos carretas

Madame Mirage, la femme-fatale del futuro

A pesar de sus altibajos, Paul Dini es un guionista al que de vez en cuando se le enciende la bombilla y nos ofrece obras de lo más interesante. Tras hojearlo un poco y leer la promo, pensé que Madame Mirage sería una de ellas, al prometer una trama de serie negra ambientada en un futuro de corte cyberpunk. Pero tras leerlo, la intriga y el misterio que yo esperaba desembocaron en una protagonista poco carismática y en una ambientación que de futurista y cyberpunki tiene bien poco.

El comienzo, aún así, no es malo. Los prodigiosos avances en el campo de la bioingeniería permiten al ser humano jugar a ser dios y crear seres con increíbles habilidades destinados a defender y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos del mundo. ¿Pero quién es el guapo que, al contar con estos increíbles poderes, no cae en la tentación de portarse un poquito mal? Así que ante estos crímenes, la avanzadísima tecnología que los generó queda prohibida, pero muchos de ellos aún siguen sueltos con ganas de hacer de las suyas.

Entra entonces en juego la heroína Madame Mirage, una femme-fatale con una estética que fusiona la de las viejas películas americanas del género negro y la voluptuosidad propia de las producciones de Top Cow. En mi opinión, es un personaje al que se le habría podido sacar mucho más jugo. Sus habilidades, aunque indudablemente efectivas, no tienen ningún encanto, y los diálogos de Dini en esta ocasión son totalmente superficiales.

[seguir leyendo]

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar