COMIC SCENE: Las Lecturas de Fancueva
V. Kingdom Come

‘Off road’, un comienzo que era firme promesa

Si sois lectores asiduos de estas líneas, ya sabréis de sobra que Sean Murphy es una enorme debilidad personal y que, hasta la fecha, no hay trabajo suyo que no tenga en enorme estima, ya en compañía de alguno de los guionistas con los que ha colaborado —aquí, por supuesto, habría que sacar a colación las dos ocasiones en que ha trabajado con Scott Snyder en las grandes ‘Tokyo Ghost‘ y ‘The Wake ya, sobre todo, en todas y cada una de las muchas incursiones que ha hecho en solitario y que se han saldado, hasta la fecha, con lecturas que forman parte de mis tebeos favoritos yanquis de la última década. Ahí cabría citar, porque siempre viene bien recordar la producción del estadounidense, títulos como ‘Punk Rock Jesus‘, ‘Batman. Caballero Blanco‘, ‘Batman. La maldición del Caballero Blanco‘, esa tercera parte de la trilogía centrada en su particular visión del protector de Gotham que actualmente se está publicando allende los mares, su ‘Plot Holesun volumen que se financió a través de Indie Go y que es una gozada o, por más que sea su primer trabajo en solitario, esta ‘Off Road‘ que Spaceman Project vuelve a ofrecernos tras haber pasado la friolera de 16 años desde que una Dibbuks primeriza la publicara por primera vez en nuestro país.

Protagonizada por un sosias suyo y trasuntos de sus dos mejores amigos de la adolescencia, ‘Off Road’ es una temprana y brillante muestra del Sean Murphy que terminará eclosionando años más tarde: se podría aducir que sus lápices no llegan aquí al nivel que le conoceremos más tarde, pero eso sería hacer flaco favor a un artista que ya aquí controla de manera muy sólida la definición de personajes y el ritmo de la narrativa, quedándose sólo atrás en lo que a fondos se refiere, un detalle que aquí no guarda mucha relevancia un 90% de la acción se desarrolla prácticamente en el mismo escenario (un río) y fondos muy elaborados no habrían hecho sino alterar el foco de atención de lo que realmente importa pero que, aún así, se echa de menos en comparación con lo que sabemos que llegará a alcanzar más tarde.

Pero, carencias sin relevancia al margen, la fuerza del trazo de Murphy, muy presente de principio a fin en la lectura, marca a fuego un relato coming of age que, a la manera de otros muchos, se centra en un instante de relevancia de sus protagonistas para hacerlos avanzar a través de ese instante en que el proceso paulatino de apertura de las puertas de la madurez da un salto cuantitativo considerable. Eso se deja ver sobre todo en el alter ego de Murphy en la historia, un Trent que acaba de ser abandonado por su novia, que no supera el enorme cuelgue que tuvo con su primer amor, que no acepta del todo a uno de sus dos «mejores amigos» y que, en el proceso que se nos traslada en la lectura, que tiene por catalizador que el jeep de uno de ellos se quede atascado en un río, terminará trascendiendo todas esas taras. La ligazón emocional que este pequeño gran viaje comporta y que el lector siente como suya por la enorme empatía que genera el protagonista, es de esas que aumentan considerables entero cualquier historia y que, unida a un sentido del humor fresco y a la energía que desprende el conjunto, sitúan a ‘Off Road’ como, ya lo decimos en el titular, la firme promesa de la grandeza por venir.

Off road

  • Autores: Sean Murphy
  • Editorial: Spaceman Project
  • Encuadernación: Rústica con solapas
  • Páginas: 128 páginas
  • Precio: 15 euros

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar