COMIC SCENE: Las Lecturas de Fancueva
V. Kingdom Come

‘Los increíbles antiadolescentes’, original a manos llenas

No es algo de lo que, creo, tenga que hacer alarde, pero con la honestidad por delante os confesaré que son estos ‘Increíbles antiadolescentes’ primera ocasión en que me he acercado al fértil y muy poblado cosmos de ‘Black Hammer‘ que Jeff Lemire lleva ya años nutriendo con mil y una historias de otros tantos personajes. Y, claro está, al perder la virginidad con un volumen paralelo al de la cabecera principal, y no tener ni la más remota o pajolera idea de aquello en torno a lo que gira la serie de la que han ido dimanando tantos y tantos proyectos «secundarios», la duda más evidente que me asaltaba era que no me iba a enterar de un pimiento y que, si nunca me había dado por sentarme con un tebeo de la cabecera matriz, mal sitio había elegido para empezar. Cual no sería mi más absoluta sorpresa al encontrarme que esta magnífica miniserie dibujada con su usual esmero y genio por un Tyler Crook espectacular, no necesitaba de ningún conocimiento previo de lo acaecido en ‘Black Hammer’ hasta ahora para poder disfrutarla con plenitud. Vale, supongo que de haber dado cuenta de todo lo que se ha publicado hasta ahora a uno y otro lado del Atlántico —allí por Dark Horse, aquí por Astiberri—, habría encontrado aquí aún más motivos para el goce de los que ya he hallado. Pero que el mero hecho de que los haya hallado ya habla volúmenes…¡¡¡que digo volúmenes, ENCICLOPEDIAS!!!…de la voluntad de Lemire de hacer accesible al lector este singular cosmos desde cualquier punto cardinal de lo que ya hay publicado.

Como parte del universo ‘Black Hammer’, por tanto, me veo en la completa incapacidad de poder afirmar que ‘Los increíbles antiadolescentes’ es de lo mejor que ha publicado Lemire o, por contra, que está en la parte baja de la tabla. En serio. Ni idea. Sólo os diré que si esto está en la parte baja de la tabla, no me quiero ni imaginar las alturas que coronará el canadiense con el resto de los muchos proyectos que ya nutren este sentido homenaje al cómic de superhéroes que es su creación —a ver, que algo sé, no mucho, pero algo sí. Y como homenaje al mundillo de los tipos y tipas con mallas, que esta cabecera que hoy nos ocupa es un trasunto de ‘La patrulla condenada’ es algo tan evidente como las incontables referencias que, dispersas por la lectura, llevan nuestra memoria de manera constante a numerosos momentos de lecturas pretéritas. En eso, entre otras cosas, reside la grandeza del presente volumen y, suponemos, de todo el universo ideado por Lemire: que aún pudiendo poner el dedo en aquello que el guionista trae de otras latitudes del mundillo, lo que encontremos no pueda definirse de otra manera que «original a manos llenas».

Con un prólogo dibujado, como siempre, con asombroso talento por nuestro David Rubín, ‘Los increíbles antiadolescentes’ cuenta además con una ventaja añadida que lo hace aún más enorme a nuestros ojos, su carácter metalingüístico y el juego en dos niveles que Lemire hace de esa autora de cómics de muchísimo éxito que, sin saberlo, fue una de los integrantes del grupo de superhéroes que la ha llevado a la fama. Con tal premisa de partida diría que sólo os resta acomodaros en vuestro mejor sofá, pedir que no os molesten y, durante la media hora larga que dura la lectura, dejaros llevar por una propuesta que pasará volando ante vuestra mirada dejándoos con ganas de que el tomo tuviera 256, 512 o 1028 páginas. Y en ese deseo, por supuesto, juega también que lo que Tyler Crook concreta, de una altura sobresaliente que nunca deja de intentar sorprendernos con sus composiciones y con la belleza plástica de su trazo, algo a lo que el artista ya nos tiene más que acostumbrados a los lectores a los que conquistó con su superlativo trabajo en ‘Harrow County’.

Lo dicho, es este uno de esos cómics de los que uno, no es que no esperara nada —imposible no hacerlo cuando hay tanto talento más que comprobado reunido bajo un mismo techo—, es que esperaba no enterarse de nada y, al hacerlo, al entrar con fuerza en lo que Lemire plantea, hemos abierto de par en par las puertas al universo de ‘Black Hammer’. Uno que ya hemos empezado a explorar desde el principio y que, como supongo que mi compañero Mario habrá ido comentando a cada instancia que Astiberri ha publicado, es una gozada, un derroche de imaginación y un cosmos plagado de incontables rincones en los que pararnos, disfrutar y volver a caer enamorados ante el cómic de superhéroes. Que así sea por mucho tiempo.

Los increíbles antiadolescentes

  • Autores: Jeff Lemire y Tyler Crook
  • Editorial: Astiberri
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 128 páginas
  • Precio: 19 euros
Oferta

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar