COMIC SCENE: Las Lecturas de Fancueva
V. Kingdom Come

‘Calavera Lunar’, antesala de la grandeza

Supongo que a estas alturas, después de todo lo que hemos dicho —y hecho— sobre Albert Monteys, no puede quedar duda alguna acerca de la inabarcable opinión que tenemos por estos lares acerca del artista catalán y de su portentosa forma de ver la ciencia-ficción y, por extensión, el noveno arte. No en vano, por si hay algún desmemoriado —o alguna mirada nueva se asoma a estas líneas— estamos hablando del artífice de ‘¡Universo!—el tebeo que se llevó el Premio Fancueva al Mejor Tebeo Español en 2018—, de ‘Carlitos Fax‘, de ‘Matadero Cinco‘ y el autor que, gracias a la adaptación de la novela de Kurt Vonnegut, se alzaba como Mejor Dibujante Español de 2020. Y mientras esperamos impacientes a tener en nuestras manos lo que sea que esté preparando en estos momentos, nada mejor que echar la vista atrás de la mano de Astiberri y rescatar las curiosas aventuras de ‘Calavera Lunar‘, personaje que el artista creó hace la friolera de 26 años y que, con apariciones tan esporádicas como geniales, ve recogido todo el material imaginado por Monteys en un único volumen que, de similar manera a lo que en su momento comentábamos sobre ‘Carlitos Fax’, configura y anticipa lo que el autor terminará desarrollando en este género que nos hace flaquear las rodillas que es la ciencia-ficción.

Como supongo que los que sigáis la trayectoria de Monteys ya sabréis —y, de no hacerlo, no sé a qué diantres estáis esperando para cambiar tan erróneo planteamiento—, la mayor cuota de originalidad que atesoran las páginas de ‘Calavera Lunar’ descansa en el acierto que supone el que Monteys nos haga creer, desde un primer momento —y estamos hablando desde ese primer momento que fue la aparición del número 237 de la colección, primer ejemplar que llegaba a las tiendas de mano de la extinta Camaleón— que estamos ante una cabecera de largo recorrido, haciendo constantes menciones a lo largo de esa falsa enésima aventura del héroe intergaláctico de hechos acaecidos en los inexistentes 236 números previos, ya sea en diálogos que hacen directa incidencia sobre acontecimientos de los que no tenemos ni idea, ya en las típicas notas al pie de viñeta incluidas por los editores en las que se hace referencia al número en que pasó aquello de lo que están hablando los personajes. Todo ello queda envuelto, por supuesto, bajo la manta cálida de la ironía fina y elegante en la que Monteys siempre se mueve, y es muy evidente para aquellos que llevamos años leyendo tebeos sometidos a la dichosa continuidad y el status quo, que el artista arremete aquí sin muchos ambages contra el lastre que suponen dichos conceptos.

Haciendo gala, como siempre, de un humor trabajado desde el tempo y la planificación, el trazo claro y narrativa concisas de Monteys para las primeras páginas de ‘Calavera Lunar’, sacan el máximo partido a la distribución tres por tres de las viñetas en blanco y negro bajo las que aparecieron, por vez primera, este esqueleto enfundado en traje de astronauta y su cohorte de secundarios. Una estructura que se seguirá manteniendo cuando el personaje aparezca, ya a color, en las páginas de ‘Extra CIMOC 2000—una antología de autores españoles publicada por Norma en junio de aquél ya lejano primer año de este siglo—, en sus incursiones en ‘BD-Banda‘ o, por supuesto, bajo la mayor de las coherencias, en las nuevas 20 páginas que, como aliciente para completistas, Astiberri incluye en este volumen que se nos antoja tan poca cosa. No porque el contenido no valga la pena, acabáramos, sino porque las 80 páginas nos saben a poquísimo y quisiéramos mucho, pero que mucho más, de este singular microcosmos. Desconozco si es algo que entrará en las intenciones futuras o presentes de Albert Monteys, pero soñar es gratis y nos gusta creer que, algún día, Calavera Lunar volverá a pasearse por nuestras estanterías.

Calavera Lunar

  • Autores: Albert Monteys
  • Editorial: Astiberri
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 80 páginas
  • Precio: 18 euros
Oferta

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar