COMIC SCENE: Las Lecturas de Fancueva
V. Kingdom Come

‘Nightwing: Mejor que Batman’, el renacer de Dick Grayson

Me lo salté en su momento porque el Rebirth trajo tanto bajo el brazo que algo había que dejar de lado ¿no? Además, tampoco había leído ‘Grayson‘ durante las Nuevas 52 —lo que no impidió, en un ejercicio de coherencia extrema, que hace un par de años me pillara el Omnibus con toda la serie para echarle un tiento un día de estos…bueno, mejor un año de estos, para qué nos vamos a llevar a engaño—. Para terminar de rubricar tan desastrosa aproximación a esta etapa de las aventuras de Dick Grayson, ni siquiera me molesté en revisarla, aunque fuera por encima, cuando Tom Taylor tomó las riendas de la colección junto a Bruno Redondo y la convirtió en lectura mensual obligatoria para el que esto suscribe. Así que, como podréis imaginar, con estos mimbres tan débiles, lo que fuera que trajeran consigo los primeros 25 números de ‘Nightwing‘ que recopila ECC en este ‘Mejor que Batman‘ podía caer en cualquiera de tres sacos: el saco de «hice bien en no echarle ni cuenta, menuda pérdida de tiempo», el otro extremo con algo así como «¡maldita sea mi estampa, cómo pude hacer caso omiso a tan grande colección» o el intermedio, en el que finalmente colocaríamos a lo que Tim Seely hace aquí con el personaje de «no está mal, tiene sus momentos, pero tampoco va a entrar en los anales de la Historia del personaje».

Así que, sin más, sin referentes ni haber hecho acaso un pequeño esfuerzo por haberme leído ‘Grayson’, más que nada por aquello de que, como pasara con Batman tras el Rebirth, esta era una de las pocas series de DC que bebía directamente de lo que había trascendido en los cinco años de las Nuevas 52, me zambullo en las más de 500 páginas de un integral que, como todo tebeo de superhéroes que sepamos que no ha servido para redefinir nada, tiene sus cosas buenas y sus cosas no tan buenas. De hecho, ahora que lo pienso, nunca me ha dado por hacer un pros y contras de un tebeo, ¿verdad?. Pues si os parece, creo que hoy es tan buen momento para intentarlo. Vayamos a ello tratando de no incurrir en destripes graves…disculpas adelantadas si se me cuela alguna cosilla.

Los CONTRAS

. Lo he dicho antes, el primer número, el que correspondió al Rebirth, es uno de pura transición —muy bien dibujado por Yanick Paquette, dicho sea de paso— de lo que trascendía en ‘Grayson’ hacia el final de las Nuevas 52. Y, si como yo, sois tan necios como para no leer la predecesora antes que ésta, es más que seguro que os quedéis un poco a cuadros con lo que en el arranque se expone, algo que, por otra parte, va un poco en contra de que la cabecera sirva de punto de partida para lectores que se acerquen por primera vez a ella.

. Me encanta la premisa de que Dick trabaje para el Parlamento de los Búhos —más que nada porque me sigue pareciendo la idea más cojonuda de cuantas Scott Snyder tuvo durante su estancia en el Batman de las Nuevas 52. Pero, como me gusta, me encantaría que Seely la hubiera explorado más, llevándola a todo su potencial. Y no sólo es que el clímax de la trama que envuelve al primer Robin con los que controlan Gotham en la sombra no tenga el suficiente empaque emocional, es que el guionista vuelve a las misteriosas figuras que moldean la ciudad algo estúpidas y torpes en comparación con lo que sabemos que son…si hemos leído el Batman de Snyder, claro.

. Como pasara con ‘Batman‘ y ‘Detective Comics‘, el crossover de ‘La noche de los hombres monstruos‘ es un peaje a pagar que no podría resultar más aburrido e inane. No me gustó ni lo que King hizo con él en ‘Batman’ ni lo que Tynion IV hizo con él en ‘Detective Comics’, y tampoco me mola aquello con lo que a Seely le toca bregar. De hecho, quizás se nota aquí que el tragar con el evento es algo que el guionista no lleva del todo bien, y los números que a él corresponden son de esos que, si te puedes saltar, mejor que mejor.

. En general, el tono de la cabecera es ligero, en ocasiones muy ligero y por momentos hasta tontorrón. A ver, no esperábamos que esto tuviera la gravitas bajo la que siempre se arropa ‘Batman’, pero lo cierto es que hay ocasiones en que Seely parece perder el control sobre lo que trata de enhebrar, dejando que el ridículo se apodere de la narración. No son los instantes que más abundan, pero el que estén ahí habla en cierto modo de lo poco imprescindible de esta etapa.

Nightwing #16 review | Batman News

Los PROS

. Lo que en ocasiones falla en lo que al desarrollo de la trama se refiere no pasa si en lo que nos centramos es en los personajes, bastante bien caracterizados aunque su protagonismo sea temporal. Brillan con especial intensidad Raptor, Batgirl, Blockbuster, Huntress y, trascendido el primer año de la cabecera, un Nightwing que comienza a encontrar su sitio y su voz entre tanto secundario.

. De los 25 números que ECC incluye en el volumen, ‘Nightwing’ encuentra su punto álgido en los 16 al 21 por lo bien que Seely trata la dinámica entre Dick y Damian: los diálogos aquí recuerdan, y cómo, a los días en que los dos Robin formaban equipo —en la etapa Morrison, cuando Batman se pierde en el tiempo por efecto del ataque de Darkseid en ‘Final Crisis‘ y es Dick el que toma el manto del hombre murciélago—. Hay en esos números anteriormente citados un balance perfecto entre química y celos que, no obstante, nunca tapa del todo la relación entre hermanos que se da entre los dos personajes. Eso, combinado con un villano bastante potente, hace que estos números, insistimos, brillen con luz propia.

. Y, por supuesto, estando quien está en gran parte del recorrido de este tramo de la colección, es imposible no rendirse ante lo que Javier Fernández cuaja en las páginas que le toca adornar con su dibujo. Sí, Marcus To también hace un buen trabajo, pero a nuestros ojos no llega a la altura del betún a lo dinámico y enérgico de lo que Fernández propone. Un trabajo que funciona especialmente bien en las secuencias de acción —siendo un tebeo de Nightwing, ya os podéis imaginar cuántas de éstas llega a acumular la lectura— y en cómo nuestro compatriota coreografía las acrobacias de Grayson en el conjunto.

El saco de en medio, ¿recordáis? Quedan pues estos dos primeros años de ‘Nightwing’ como un tebeo de esos que cabe calificar de estándar: cumple con su función de entretener, nos deja algún instante afortunado pero, en el conjunto, no brilla con especial intensidad. Para que la cabecera lo haga, lo decíamos al comienzo de la reseña, habrá que esperar a Tom Taylor y Bruno Redondo. Pero eso, como suele decirse, es historia para otro momento.

Nightwing: Mejor que Batman

  • Autores: VVAA
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 528 páginas
  • Precio: 48 euros
Oferta

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar