COMIC SCENE: Las Lecturas de Fancueva
V. Kingdom Come

‘Marvel Gold La Imposible Patrulla-X Volumen 3: Vs Magneto’, la época dorada de los mutantes

Hablar de la Patrulla X y de los mutantes en general pasa de manera irremediable por una figura capital dentro de la infraestructura creada por Cíclope, Lobezno y el resto de personajes. Evidentemente nos estamos refiriendo al británico Chris Claremont, guionista que consiguió hacer de todas aquellas colecciones el estandarte de La Casa de las Ideas durante la década de los ochenta. Lo hizo, además, utilizando una fórmula infalible, a base de líneas argumentales que se enlazaban unas con otras de manera sistemática y en las que se mezclaban con gran acierto lo mejor del género de aventuras y las relaciones interpersonales, ya sean amorosas o familiares, dando como resultado una suerte de culebrón superheroico que sigue tan fresco como entonces a día de hoy. Puede que el mayor logro del autor fuera crear personajes y tramas que conectaban con el aficionado de forma natural e inmediata, traduciéndose en unas ventas de locura, unos números que en el presente son casi una quimera conseguir. El presente volumen, este ‘Marvel Gold La Imposible Patrulla-X Volumen 3: Vs Magneto’ supone una prueba fehaciente de todo lo expuesto un poco más arriba, un viaje a la grandeza de una etapa vital dentro de la Marvel clásica. 

Tiene bastante mérito lo conseguido por estos cómics puesto que hacía muy poco que otro nombre propio sinónimo de calidad como es el de John Byrne, había abandonado la colección cuando esta se encontraba en lo más alto de su popularidad, un trabajo con el que la dupla creativa redefinió el tebeo de superhéroes a base de personajes inolvidables y momentos fundamentales con historias como La saga de Fénix o Días del futuro pasado. Un mal menor viendo cómo se iban a suceder los acontecimientos tras la salida del británico. Claremont no estaba dispuesto a que su colección perdiera parte de la fuerza que había adquirido hasta el momento, por eso la solución fue rodearse de dibujantes de gran nivel que ayudaran a mitigar el revés artístico provocado por Byrne. El primero en llegar sería un viejo conocido, el artista que pondría la primera piedra en esta renovada Patrulla-X durante la mítica Segunda Génesis. Dave Cockrum ya había demostrado de lo que era capaz y el patriarca mutante sabía que podía esperar de él, así que las tramas que llegaron a partir de este momento equilibraban a la perfección las caras nuevas (Siryn o Caliban) con aquellas en las que sobraban las presentaciones (Arcade o El Doctor Muerte). Al mismo tiempo y de forma paralela se iría construyendo el camino para devolver a la grandeza al enemigo por antonomasia de los Hombres-X, un Magneto que se colocaba en lo más alto de las amenazas a tener en cuenta. 

Puede que resulte algo repetitivo el apelar a la nostalgia del lector cada vez que se habla sobre el contenido de estos maravillosos omnigolds pero, leídas las historias del presente volumen, algo nos remite directamente a las grapas que Forum publicara a mediados de los años ochenta, a aquellos días en los que, con algunos años menos, asistíamos anonadados a momentos imborrables de nuestra memoria como el parque de atracciones lleno de peligrosos juegos que Arcade había dispuesto para Cíclope y los suyos, la llegada a la colección de las letales criaturas conocidas como El Nido, un Doctor Muerte al que estábamos acostumbrados a verlo en las páginas de La Primera Familia Marvel y que aquí sigue desplegando todo “su carisma” con los pupilos de Xavier o a las apariciones estelares de otros personajes que ayudan a que los “repudiados” mutantes entablen cierta sinergia con el resto de héroes marvelitas como Carol Danvers, Spiderwoman, Los Vengadores, Los Cuatro Fantásticos, Spiderman o Ka-Zar.

Sin miedo a equivocarnos, cada lector que disfrute de este volumen tendrá un capítulo favorito de los contenidos en su interior, un relato que leído en su momento significó algo especial y que ahora puede rememorar en la mejor de las condiciones. Para un servidor (y me consta que para muchos más también lo es) el Cuento de hadas de Kitty es uno de esos clásicos que, por mucho que pasen los años, se conserva tan fresco como el primer día. Quizás, ahora que ya hemos visto mil y unas versiones de los personajes de Marvel, no sorprenda tanto como entonces, pero nadie puede negar el mérito y la originalidad de las páginas recogidas en el lejano Uncanny X-Men 153. Un cuento que Kitty relataba a Illyana Rasputin y cuyos personajes eran sus compañeros de La Patrulla-X desempeñando roles propios de las historias infantiles de fantasía y aventuras. No le falta de nada, desde príncipes, piratas o brujos hasta princesas, genios, dragones y demonios, todos ellos con los rostros de Cíclope, Lobezno, Tormenta o el Profesor Xavier. ¿Qué podemos decir más aparte de todo lo expuesto? Tan solo remarcar lo obvio, que estamos ante unos tebeos cuyo valor histórico dentro de Marvel es incalculable, que forman parte de una época que se ha convertido en un referente dentro del género superheroico y que el efecto de su lectura nos va a rejuvenecer bastante, quitándonos de encima un buen puñado de años. 

Marvel Gold La Imposible Patrulla-X Vol.3 : Vs Magneto

  • Autores: V.V.A.A.
  • Editorial: Panini Cómics
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 624 páginas
  • Precio: 55,00 euros

Oferta

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar